+34 669 45 05 29

Los buenos diseñadores de páginas web no sólo tienen que aprender a utilizar ciertas herramientas. Por supuesto que es necesario, pero nunca suficiente. No es lo mismo ser hábil a nivel técnico que realmente innovador.

Hay una serie de características que los grandes diseñadores de páginas web comparten. Si quieres llegar a ser “un grande” enfoca tus esfuerzos en desarrollarlas.

Las características de los buenos diseñadores de páginas web

Tienen mentalidad de hacker

Y con esto no queremos decir que se dediquen a romper barreras de seguridad y a hacer cosas ilegales. Tener una mentalidad de hacker implica un conocimiento profundo de cómo funcionan las cosas a nivel programación. No tienen miedo a desmontar las cosas para saber cuáles son sus principios de funcionamiento, es otra forma de aprender a construir.

Un buen diseñador web tiene que ser capaz de salir de su zona de confort y buscar soluciones alternativas.

Siempre actualizados

Por supuesto, un buen diseñador de páginas web ha de estar totalmente informado sobre las últimas tendencias en innovación. Es una industria en constante evolución, por lo que “quedarse atrás” es fácil y puede ocurrir casi sin que te des cuenta.

Conferencias, cursos, blogs… todo vale para estar actualizado.

diseñadores de páginas web

Networking

Los grandes desarrolladores se conocen. Nunca sabes dónde puede surgir una oportunidad de trabajo o una startup interesante. Por eso es importante integrarse, conocer a la gente de tu sector y pasar a formar parte de su comunidad.

Además, un buen desarrollador comparte sus conocimientos con su comunidad. Es una mentalidad que ve la contribución como enriquecimiento en varios niveles. Seguramente puedes obtener mucho más de lo que aportas, así que no te guardes tus descubrimientos sólo para tí.

Comprenden todo el proceso

Los buenos diseñadores web son capaces de trabajar en las distintas áreas que incluye el proceso de creación. Puede que un diseñador no se sienta cómodo con un determinado lenguaje de programación, pero sí ha de comprenderlo y manejarlo. Esto hará que sea capaz de moverse por proyectos diferentes y trabajar con otras personas de forma fluida.

Son creativos y les apasiona

A los grandes diseñadores web les gusta lo que hacen. Y crear es parte primordial del proceso de diseño. Seguramente su creatividad no se limite a las páginas web y tocará otros aspectos de su vida.

diseñadores de páginas web

Empáticos

Para poder llevar a cabo un diseño con éxito hay que ser capaz de ponerse en el lugar del cliente. Lo ideal es enfocarte en las exigencias del proyecto e ir un poco más allá. Recuerda de los grandes diseñadores son grandes por hacer cosas inimaginables y por dar siempre el máximo.