+34 669 45 05 29

Los diseñadores de páginas web deben encontrarse en equilibrio entre la efectividad y el arte cuando diseñan. Es más fácil decirlo que hacerlo. Cuando estás creando un espacio web tienes que tener en cuenta al cliente, el mensaje que quiere transmitir, y como podría reaccionar la audiencia a la web. Muchos diseñadores web adaptan una única página a distintos clientes con pequeños cambios. Los grandes diseñadores empiezan cada proyecto de cero y saben que el esfuerzo y el tiempo merecerá la pena.

Hay una serie de cualidades que los grandes diseñadores web comparten.

Las cualidades que los diseñadores de páginas web han de tener

Creatividad

Podemos contra con todas las herramientas del mercado y conocer todos los fundamentos, pero sin un poco de creatividad no obtendremos páginas diferentes. Afortunadamente es una cualidad que puede entrenarse observando, analizando el trabajo de otros, buscando inspiración en cualquier parte…

Diseñar con el SEO presente

Etiquetas, descripciones, un código limpio… todo influye. Optimizar las páginas para que puedan ser encontradas por los buscadores es algo imprescindible hoy en día.

Conocer los lenguajes clave

Un buen diseñador web debería controlar HTML y CSS. Ambas son las lenguas básicas de programación utilizadas para la creación de un sitio web. El HTML es el que te va a mostrar la página web, mientras que el CSS es el que indica cómo se va a mostrar.diseñadores de páginas web

Habilidades de diseño

Teoría del color, proporciones, creatividad gráfica… Si bien es cierto que podemos diseñar una página web siguiendo modelos de rejilla, un plus en diseño siempre viene bien. Es esa pequeña diferencia la que hace tener un impacto mayor en la audiencia.

Autoaprendizaje

Este es un sector en constante movimiento. Los diseñadores de páginas web deben estar continuamente reciclándose y aprendiendo nuevos lenguajes y tecnologías.  Por esta razón, la capacidad de aprender por uno mismo es tan importante.

Organización

Diseñar una página web es un trabajo que requiere mucho orden. Saber priorizar y organizarse hace el proceso más fácil y fluido, y más efectivo por lo tanto.

Capacidad de análisis

Una gran parte del proceso de diseño de una página web son las pruebas. La habilidad para analizar cada detalle es importante de cara a un resultado óptimo. Antes de presentar una página al cliente hay que asegurarse de que todo está correcto.

Redacción y escritura

Muchas veces los diseñadores de páginas web tienen que redactar los contenidos de la página. Cada vez más, los contenidos son más importantes, sobre todo en landing pages.