+34 669 45 05 29

Si has leído un poco sobre Marketing Digital te habrás topado con este término. Pero ¿ qué es una conversión ? Básicamente es el objetivo de cualquier página web. Conseguir que un visitante se convierta en suscriptor, o que compre, o que contacte. Es en definitiva una acción que se espera que el visitante haga al llegar a una página web.

Los expertos en Marketing Digital utilizan este término muy a menudo, y es que es el fin de cualquier campaña o estrategia.

Aclaremos qué es una conversión

El tipo de conversión va a depender del tipo de negocio del que hablemos, evidentemente. Como ya hemos dicho, convertir puede referirse a hacer que el visitante se transforme en suscriptor o incluso cliente. Para una tienda online la conversión sería una venta, por ejemplo. Para una página de servicios puede suponer el contacto o dejar unos datos para ser contactado. Otras páginas pueden tener como objetivo conseguir que el visitante se descargue un libro electrónico o rellene un formulario. Todas estas acciones suponen una conversión.

qué es una conversión

Qué es la tasa de conversión

Es la cantidad de conversiones obtenidas en relación a las visitas recibidas. Se obtiene dividiendo las el número de conversiones entre las visitas y multiplicando por 100. Por ejemplo, si tenemos 1.500 visitas a un blog y se han suscrito 100 personas, la tasa de conversión será de 6,66%.

Cómo mejorar la tasa de conversión

O lo que es lo mismo, qué podemos hacer para aumentar las conversiones totales. Además de usar las herramientas ya mencionadas, como formularios, suscripciones, etc., hay que conocer bien a nuestro público objetivo. Una segmentación correcta es fundamental para que nuestros esfuerzos sean efectivos.

Otro punto importantísimo para conseguir aumentar nuestra tasa de conversión es trabajar en aumentar el tráfico que recibe nuestra web. Puede parecer obvio, pero a veces nos centramos en cómo hacer que el visitante convierta y olvidamos cómo hacer que un usuario llegue a convertirse en visitante.