+34 669 45 05 29
Campañas Adwords en 9 pasos

Campañas Adwords en 9 pasos

Las campañas Adwords de Google son una potente herramienta para cualquier empresa que empieza. Aumenta la visibilidad de nuestro negocio y con ello las visitas y posibles clientes. Pero no siempre es fácil acertar y hay algunas reglas básicas a seguir si no queremos tirar el dinero y optimizar nuestras campañas.

Los 9 pasos para realizar campañas Adwords

1. Decidir el tipo de campaña

Dependiendo de nuestros objetivos publicitarios elegiremos un tipo u otro de campañas Adwords. El tipo de campaña que escojamos determinará dónde nos podrán ver nuestros potenciales clientes.

2. Elegir la localización geográfica

Es decir, dónde queremos que se vean nuestros anuncios. Si somos una empresa que se dedica a pequeñas reparaciones en Madrid, no queremos malgastar recursos anunciándonos en Cáceres, por ejemplo. Podemos determinar desde países a regiones o barrios, o un radio específico desde un punto determinado. Dependiendo del tipo de negocio, nos interesará ser visibles en un territorio más amplio, o no.

3. Diseñar una estrategia de pujas y determinar el presupuesto

Con el presupuesto estaremos estableciendo un límite de gasto para una campaña determinada, con un coste medio por día. Es importante recordar que al coste diario hay que añadirle el IVA, para evitar sorpresas.

En cuanto a las pujas, si está empezando, lo recomendable es dejar que Google Adwords decida las pujas, de esta forma nos aseguramos que empiecen a mostrarse poco a poco nuestros anuncios sin gastarnos demasiado.

4. Rellenar las extensiones de anuncio

Las extensiones de anuncio muestran información adicional sobre nuestra empresa, ubicación, teléfono, reseñas de clientes; tienden a mejorar la visibilidad del anuncio en cuestión y en ocasiones tienden a mejorar el porcentaje de clics de los anuncios, lo que se traduce en un mayor tráfico de posibles clientes.

campañas adwords

5. Crear el primer grupo de anuncios y el primer anuncio

Usar las palabras clave en el título del anuncio hace que las personan que buscan hagan clic más fácilmente, así que define tus palabras clave y úsalas. Existe un límite de 25 caracteres, muchas veces nos veremos obligados a utilizar abreviaturas.

La segunda y tercera líneas permiten hasta 35 caracteres cada una, y otros 35 la línea visible de la url. Hay que procurar ser lo más descriptivo posible e intentar ser relevante para los usuarios. Tenemos que llamar a la acción y diferenciarnos de la competencia.

Dentro de cada grupo de anuncios haremos varios diferentes, con diferentes llamadas a la acción y textos, para así ir probando qué funciona mejor.

6. Inserta tus palabras clave

Nos ayudaremos del planificador de palabras clave para determinar cuáles son las más relevantes para nuestra campaña. Es mejor empezar con unas pocas pero muy relevantes y crecer desde ahí, que intentar introducir un gran número de ellas. De esta forma podremos ver la evolución, valorar y corregir.

7. Coste máximo por clic

El CPC o coste por clic es lo que Google nos va a cobrar por cada clic. Generalmente el coste será menor que el máximo que establezcamos, ya que se pagará lo mínimo para mantener la posición de nuestro anuncio. Cada una de nuestras palabras clave tendrá un coste determinado, y dependiendo de nuestro presupuesto nos interesarán más unas u otras.

8. Revísalo todo

El anuncio, las palabras clave y el coste por clic, y no debemos olvidar revisar el presupuesto para no tener sorpresas desagradables. Dos o tres veces, nos aseguraremos de que hemos hecho las mejores elecciones posibles adecuándonos a nuestras condiciones.

9. Introduce la información para la facturación

Como (casi) todo, esto también hay que pagarlo, y una vez que hayamos introducido la información para el pago, los anuncios comenzarán a funcionar, no antes.

Una vez que los anuncios sean visibles no hay que olvidar optimizarlos de forma constante. Revisaremos los datos del rendimiento y jugaremos con las variables para mejorar la posición de los anuncios y aumentar las conversiones. Cuanto más visible sea un anuncio para el público objetivo, será mejor para el negocio.