+34 669 45 05 29
Tipografías

Tipografías

Según la Real Academia de la Lengua Española las tipografías son clases de tipos de imprenta. Para nosotros, son las fuentes que utilizamos al escribir en Word, por ejemplo. Cuando decimos que un ordenador tiene muchas tipografias estamos hablando de una variedad amplia de fuentes de distintas formas y estilos.

Clasificación de las tipografías

La clasificación más común de tipografías es la que divide los tipos de letra en con o sin “serifa”. Las serifas son pequeñas florituras que adornan las tipografias y que están pensadas para hacer más cómoda la lectura. Podemos ver la diferencia en las siguientes imágenes.

tipografiasserif-vs-sans

Hoy en día, además de las fuentes serif o sans serif, tenemos disponibles casi ilimitadas tipografías digitales, muchas de ellas gratuitas y que podemos encontrar en la web muy fácilmente. Siempre que descarguemos una fuente de algún sitio web hay que asegurarse de que sea un sitio seguro, y de que no estemos violando los derechos de autor del diseñador de las tipografías en cuestión. En muchas ocasiones es el propio autor de la fuente el que la “cede”, aunque generalmente pone condiciones, y sólo se puede utilizar para uso personal, no comercial, en cuyo caso habría que pagar por su utilización.

Qué tipografía elegir

A la hora de elegir las tipografías que queremos utilizar, tendremos en cuenta varios factores:

  • Cuál es el contenido: Las distintas fuentes pueden transmitir seriedad o por el contrario, informalidad, así que es algo a tener muy en cuenta a la hora de la elección.
  • A quién va dirigido: Si nos dirigimos a niños tendremos que buscar fuentes divertidas y fácilmente legibles, por ejemplo.
  • El formato en que se va a utilizar: No es lo mismo utilizar una fuente muy recargada para un título que utilizarla en un párrafo completo, hay que tener en cuenta la comodidad a la hora de leer.

Entre los cientos de sitios desde donde podemos descargar fuentes gratuitas, hay varios en los que podemos encontrar miles de fuentes, como Dafont, Fontreactor o 1001freefonts, donde podréis perderos durante horas.