+34 669 45 05 29
Páginas web baratas

Páginas web baratas

Si hacemos una búsqueda rápida en Google obtendremos muchos resultados de empresas y profesionales que ofertan páginas web baratas, o incluso muy baratas. Pero ¿es realmente un ahorro? El dicho “lo barato sale caro” se aplica normalmente a todos los ámbitos de la vida.

Los profesionales que se dedican al diseño de páginas web han dedicado mucho tiempo a su formación, son personas creativas y con un abanico de habilidades que incluye desde el diseño hasta la programación; y eso cuesta dinero.

páginas web baratas

Principales problemas de las páginas web baratas

Si nos decidimos a contratar un servicio low cost podremos vernos en distintas situaciones. Conocerlas puede ayudarnos a prevenirlas o negociarlas de antemano.

El servidor

Los sitios que ofrecen páginas web baratas normalmente tienen sus servidores en el extranjero. Dada la actual magnitud de la red eso no supondría mayor problema, pero a la hora del posicionamiento en buscadores sí influye. Google utiliza un principio de geolocalización y premia a las webs alojadas en el país.

Además tenemos que asegurarnos de que el servidor es de calidad, que no vaya a caerse en cualquier momento con las molestias y posibles pérdidas que eso puede originar.

El diseño

Si contratamos a alguien para la creación de nuestra página web, además queremos que el diseño sea coherente con el contenido, que sea agradable y que sea original. Cuando nos ofertas páginas web a precios de risa hay que tener en cuenta que no vamos a tener a un diseñador dedicado a ver qué nos gusta más o menos; seguramente utilizarán plantillas más o menos estándar. En muchas ocasiones esto no tiene que suponer un problema, pero si buscamos un plus de distinción y hacer nuestra página única, necesitaremos algo más.

El soporte técnico

Muchas veces lo que no nos dicen al contratar una página web barata es que ni el servicio posterior ni posibles modificaciones o añadidos están incluidos, de hecho habrá que abonarlos aparte con lo que ya deja de ser tan barato. Y esto en el caso de que ofrezcan soporte técnico.

¿Son todas las páginas web baratas malas?

La respuesta es no. Existen grandes profesionales que gracias a un método sistematizado de trabajo son capaces de ofrecer muy buenos resultados en un espacio de tiempo corto y a precios asequibles. El cliente tendrá que aportar toda la información de forma clara y ordenada, siguiendo unas pautas precisas en cuanto a contenido y forma de manera que se reduce el tiempo invertido en el proyecto y por lo tanto sus costes. Se trata de optimizar recursos, así de simple y a la vez complicado.